Sacro Bosco es un jardín renacentista ubicado en la provincia de Bomarzo en Italia. Creado por encargo de Francesco Orsini aproximadamente en 1550 como homenaje a su esposa recién fallecida, Giulia Farnese. Este bosque sagrado cuenta con esculturas monumentales en piedra de animales, dioses y seres mitológicos.

Anna Von Hausswolff se inspiró en este lugar fantástico para componer su disco All Thoughts Fly, que considero el soundtrack de una experiencia mística. El disco cuenta con un solo instrumento, el órgano monumental de Gothenburg en Suecia, único en el mundo por su sonido y tono. Anna Von Hausswolff, artista sueca con una brillante trayectoria, crea una obra instrumental como el vínculo entre dos mundos para experimentar con lo secreto y lo inefable, es decir, expresar aquello que no puede ser descrito con palabras.

Esta música es una invitación a seguir a Perséfone, reina de la vida en la muerte, en su camino hacia Hades. Cada canción es un escalón hacia el inframundo, como un camino análogo entre el bosque real creado a partir de la pena y el sufrimiento, y el bosque imaginario que aparece en el mundo físico como arte luminoso.

All Thoughts Fly emerge en el mundo fracturado del 2020; quizá como un recordatorio de que todos los eventos y pensamientos vuelan, atraviesan el tiempo y espacio, y lo único que permanece es la belleza que sólo puede reconocerse a través del poder de la imaginación.

 

Recomiendo escuchar este disco de principio a fin, de ser posible en total oscuridad, y seguir la música del órgano como si se tratase de un hilo de Ariadna que nos guiará a través de las atmósferas de lo sagrado; como ya lo ha hecho en otros discos de su extraordinaria carrera como: Singing from the grave (2010), Ceremony (2012), The Miraculous (2015) y Dead Magic (2018).

Por: @munraider